en una boca, un amor, una novela

cultura-julio_cortazar” A lo mejor después, cuando gire en redondo y entre en el piso alto de su casa, en su vida doméstica y diaria, comprenderá que también allí había que mirar muchas cosas en esa forma, que también en una boca, un amor, una novela, había que subir hacia atrás. Pero tenga cuidado, es fácil tropezar y caerse; hay cosas que sólo se dejan ver mientras se sube hacia atrás y otras que no quieren, que tienen miedo de ese ascenso que las obliga a desnudarse tanto; obstinadas en su nivel y en su máscara se vengan cruelmente del que sube de espaldas para ver lo otro, el campito de los Peñaloza o los álamos del cementerio. Cuidado con esa silla; cuidado con esa mujer.”

J. Cortázar, Instrucciones para subir una escalera al revés

Anuncios

¿Por qué escuchar los Preludios de Rachmaninov?


“Lo que diferencia a Rachmaninov de Beethoven y Chopin es el “golpe humano”, la palabra dicha, “la impresión y la experiencia que se realiza escuchándolo”. Sus melodías documentan “el espesor de humanidad que lo generó”. Vemos en Rachmaninov desde qué certeza y riqueza es generado el hombre singular.”



“Este preludio comienza con una suerte de marcha que, como tal, no acepta interferencias, ya lo sabe todo y es bueno así. Pero una ventana se abre de par en par e irrumpe una melodía deseosa, como una noche estrellada, en donde se hace presente la espera original del hombre. El corazón del hombre quiere algo infinitamente más grande que su medida. Con todo, la marcha se retoma, más firme y altiva que nunca, redoblando su resistencia: “yo me basto solo”.
Y la pregunta: ¿Pero no es más grande amar el infinito?”

Fuente:  Poetria Minor

Lo único que podía consolar el corazón del hombre…

“Lo único que podía consolar y distraer el corazón del hombre era el corazón de otra persona. (…)
Ivanóv no podía permanecer mucho tiempo en este estado de tristeza gris, le parecía que en este momento alguien se reía de él de lejos y era feliz en lugar de él, y que él sólo se quedaba como un simplón con el ceño fruncido. Por tanto Ivanóv acudía inmediatamente a algún hecho cotidiano, es decir, encontraba alguna ocupación o consolación, o como él lo llamaba, una simple alegría improvisada, y salía, de tal manera, de su abatimiento.”

“The only thing that could comfort and divert a person’s heart was the heart of another person.”

Andrei Platonov

59EE4260-5056-A853-0E08832A8F59C89E