El joven tumbado (Oblómov) | Cultura | EL PAÍS

Origen: El joven tumbado (Oblómov) | Cultura | EL PAÍS

 

“¿Desdichado? Quizás, al revés, alejado de toda acción, sea un alma feliz, completamente feliz.”

“Y es que si la existencia es sólo una incesante despedida de sí misma, sobre su fuga planea constantemente esta cuestión: “¿Cuándo se vive?”. La pregunta la hace Oblómov, el haragán por excelencia de la literatura rusa”

” Oblómov (…) es una persona fatigada, en realidad es el héroe absoluto de los indolentes y el protagonista de la mejor novela que se ha escrito sobre la ociosidad. (…) la vida fluye pero sólo a su lado, sólo al lado de su diván, en realidad la vida nunca ha pasado por él.”

“(…)Un hombre que duerme, de Perec, aficionado a quedarse quieto y buen discípulo del Kafka que escribía una noche en Praga: “No es necesario que salgas de casa. Quédate a tu mesa y escucha. Ni siquiera escuches…”.

Resultado de imagen de el pais

Anuncios

Eugenio Oneguin, Pushkin

“Cuanto menos queremos a la mujer, más le gustamos a ella, y con más seguridad la perdemos en las redes seductoras.”

_________________________________________

12088544_513455902149981_2477024512268490499_n

“Quand nous n’aimons pas une femme,
Nous lui plaisons plus aisément,
Et la prenons plus sûrement
Au filet de la séduction.
On tenait la froide débauche
Autrefois pour un art d’aimer.
Elle claironnait ses victoires
Et ses jouissances de sang-froid.
Ce grave divertissement,
Digne tout au plus des vieux singes
Que l’on vantait au temps jadis,
A vieilli comme Lovelace,
Les perruques monumentales
Et la gloire des talons rouges.”

Oblomov, por Goncharóv

“Las maneras del joven eran mesuradas y suaves y en ellas se echaba de ver una especie de pereza o languidez no exenta de gracia, aun en los momentos en que Oblomov parecía estar preocupado por alguna cosa. Cuando sucedía esto, se le empañaban los ojos, su frente era surcada por numerosas arrugas y una mezcla de vacilación, melancolía y temor aparecían en su rostro. Pero muy raras veces se concentraba su inquietud en una idea determinada y, mucho más raro aún, le impulsaba a tomar una decisión cualquiera. Por lo común, se expansionaba dejando escapar un suspiro y luego enterraba su inquietud en la apatía y en la somnolencia. ”

12107127_513454215483483_7950421315776339978_n

Cada vez que cae la noche mis cucarachas me leen en voz alta.

 

“Cuando estoy 2008-05-08_IMG_2008-05-01_02.10.12__56627en Madrid,

las cucarachas de mi casa protestan porque leo por las noches.
La luz no las anima a salir de sus escondrijos,

y pierden de ese modo la oportunidad de pasearse por
mi dormitorio,
lugar hacia el que

—por oscuras razones—
se sienten irresistiblemente atraídas.
Ahora hablan de presentar un escrito de queja
al presidente de la república,
y yo me pregunto:
¿en qué país se creerán que viven?;
estas cucarachas no leen los periódicos.

Lo que a ellas les gusta es que yo me emborrache
y baile tangos hasta la madrugada,
para así practicar sin riesgo alguno
su merodeo incesante y sin sentido, a ciegas
por las anchas baldosas de mi alcoba.

A veces las complazco,
no porque tenga en cuenta sus deseos,
sino porque me siento irresistiblemente atraído,
por oscuras razones,
hacia ciertos lugares muy mal iluminados
en los que me demoro sin plan preconcebido
hasta que el sol naciente anuncia un nuevo día.

Ya de regreso en casa,
cuando me cruzo por el pasillo con sus pequeños
cuerpos que se evaden
con torpeza y con miedo
hacia las grietas sombrías donde moran,

les deseo buenas noches a destiempo
—pero de corazón, sinceramente—,
reconociendo en mí su incertidumbre,
su inoportunidad,
su fotofobia,
y otras muchas tendencias y actitudes
que-lamento decirlo-
hablan poco en favor de esos ortópteros.”

Ángel González
“Datos Biográficos”

 

06_angel_gonzalez